¿Problemas con las plagas de ratones? Llámanos 983 54 80 69 o escríbenos un e-mail

Control de plagas de ratones

raton de campo

Exterminar ratones

El ratón es el segundo mamífero con más población de nuestro planeta detrás del ser humano y suelen convivir con nosotros aprovechándose de los residuos que creamos día a día, es generalmente herbívoro, come frutos y granos, aunque pueden consumir cualquier tipo de alimento. Debido a esta gran capacidad de adaptación a las zonas urbanas y su facilidad de procrear, los ratones son una plaga difícil de exterminar.

Como otros roedores, son una fuente de transmisión de enfermedades graves para el ser humano, además de los daños que ocasionan por su necesidad continua de roer, en estructuras y materiales como el cartón, la madera o el plástico. Es importante al menor indicio de ratones, ponerse en contacto con Ecoespacio para controlar la plaga, valoraremos la situación y le ofreceremos el tratamiento que mejor se adapte a sus necesidades.

¿Cómo controlamos en Ecoespacio la plaga de ratones?

  • Sellando las posibles vías de entrada, con cierres herméticos de contenedores de residuos, instalación de rejillas en conductos de aireación, con trampas eléctricas y mecánicas.
  • Con productos rodenticidas que interfieren en la coagulación normal de la sangre de los ratones, produciéndoles una hemorragia interna que les causa la muerte poco a poco, sin producir rechazo al cebo y de manera indolora.

¿Cómo sabemos que tenemos ratones?

Es fácil darse cuenta que tenemos plaga de ratones porque son plagas numerosas que dejan muchas pistas:

  • Escuchar ruidos de roer, especialmente de noche que es cuando están más activos.
  • Encuentrar sus excrementos por las zonas donde desarrollan su actividad, lugares de paso o zonas de alimentación.
  • Marcas de grasa producidas por el roce de su piel en las superficies.
  • Huellas, para comprobarlo se pueden espolvorear el suelo con harina y volver a revisarlo al día siguiente.
  • Encontrar algún ratón vivo o muerto.
  • Olor característico a amoníaco.